2/2/17

La factura máxima de las cláusulas suelo se eleva a unos 5.000 millones


El Banco de España cifró hace un mes en algo más de 4.000 millones de euros la devolución máxima a la que tendrían que enfrentarse las entidades españolas por las cláusulas suelo. Pero según los datos publicados de manera individual, la factura es superior y se encuentra en torno a los 5.000 millones. ¿Cuánto pagará cada entidad por las cláusulas suelo?

Hasta ahora los grupos bancarios habían indicado a través de distintas comunicaciones que tendrían que asumir como mucho cerca de 4.800 millones, pero aún faltaba el detalle de algunos de ellos, como Kutxabank. Pero hoy ha informado que las reclamaciones pueden ascender a 60 millones por las hipotecas comercializadas por CajaSur.

Unicaja Banco, otra de las que faltaba por pronunciarse, ha cifrado en 130 millones de euros el impacto en sus cuentas de 2016 por la aplicación de la sentencia del TJUE y del mecanismo extrajudicial aprobado por el Gobierno para devolver lo cobrado de más a los clientes.

Otra entidad, Banco Mare Nostrum (BMN) ha comunicado este mismo miércoles que estima que el impacto potencial de los reembolsos por las cláusulas suelo ascendería a 80 millones de euros, pero advierte que no existe un pronunciamiento judicial firme que invalide con carácter general las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios del banco. 

Ahora bien, previsiblemente la banca reintegrará a sus clientes menos dinero, ya que el mecanismo extrajudicial impuesto por el Gobierno deja margen de maniobra para que las entidades puedan llegar a acuerdos para que el reembolso se materialice a través de productos o reducción de las cuotas futuras. Además, para los casos de BBVA, Cajamar y Abanca todavía se espera que el Supremo se pronuncie, ya que éstas entidades ya fueron juzgados y condenados en mayo de 2013 y retiraron entonces los topes en los tipos de interés de todas sus hipotecas. Abanca ha calculado que tendrá un impacto potencial de 30 millones en sus cuentas, pero ha advertido que el 85% será asumido por el Frob.

Estos tres grupos se agarran al principio de 'cosa juzgada' para aventurar que el coste que tendrán las reclamaciones será muy inferior. Aún así, han decidido cubrir riesgos. BBVA se anotará en 2016 una provisión de 404 millones neta de impuestos para afrontar un reclamaciones por un máximo 1.200 millones. Cajamar, con una política más prudente, apuntará una dotación de 200 millones, que serviría para abonar reclamaciones de todos sus clientes afectados. Abanca, por su parte, llegó a un acuerdo con el Estado para que éste se hiciera cargo del 85% de las contingencias por cláusulas suelo de Novagalicia, entidad que adquirió en subasta pública.

No todos los grupos han cubierto todos los riesgos y podrían tener que enfrentarse a nuevas provisiones en 2017 si las reclamaciones son superiores a la hucha realizada.

En algunos casos el efecto es relevante, como en Caja Rural de Granada, que ayer informó de que podría tener que abonar unos 45 millones a los afectados. Para ello, va a cargar 16 millones contra la cuenta de resultados de 2016. En 2015, esta pequeña firma obtuvo un resultado neto de apenas 23 millones de euros.

 
Vuelos Baratos