26/1/17

El inmobiliario español se prepara para sortear las dudas




Como ya ocurriera durante los más de 10 meses que permaneció el Gobierno español en funciones, el mercado inmobiliario se prepara ahora para afrontar un 2017 repleto de incertidumbres geopolíticas, tal y como puso ayer de manifiesto el informe Tendencias del Mercado Inmobiliario en Europa 2017, elaborado por PwC y el Urban Land Institute, a partir de una encuesta realizada a 781 directivos de los principales agentes que operan en el sector.

Así, este año que acaba de comenzar es probablemente uno de los que concentra más incertidumbres en más países distintos (brexit y elecciones en Francia, Alemania y Holanda, además de la repercusión que pueda tener la nueva política de Donald Trump en EE UU) y eso es una circunstancia ante la que los inversores suelen reaccionar con prudencia.

En materia inmobiliaria, los expertos pronostican que el mercado seguirá comportándose de forma positiva porque sigue siendo atractivo gracias a la relación existente entre riesgo y rentabilidad y dentro de Europa, España destaca sobre los grandes mercados por sus atractivos precios y el potencial que ofrece en muchos segmentos, como el hotelero, los relacionados con la actividad residencial (alojamientos para estudiantes, residencias para mayores o el subsector sanitario) o las oficinas de servicios compartidos.

De esta manera, los expertos que participaron en la presentación de este estudio estuvieron de acuerdo en que mientras en los principales países de Europa las rentabilidades que ofrece el sector inmobiliario crecerán menos porque este negocio tiende a estabilizarse, España se mantendrá como uno de los destinos más atractivos.

En cuanto a cómo puede afectar el brexit, la mayoría de los inversores coincidió en que su impacto se va a limitar al sector inmobiliario británico y no repercutirá de manera significativa en las inversiones relacionadas con el ladrillo en el resto de países de la UE. Es más, un 76% de los encuestados aseguró que, en su opinión, dichas inversiones se mantendrán o incluso aumentarán. No obstante, las expectativas de rentabilidad del sector inmobiliario en el conjunto del Viejo Continente se moderarán este ejercicio después de varios años de extraordinario dinamismo.

Es más, el 35% de las respuestas del informe se decanta por un retorno menor en sus activos en los próximos 12 meses y un 53% reconoce que será muy difícil mejorar las rentabilidades del año pasado. Otro de los aspectos que puso de manifiesto este informe es que el mercado europeo en general y también en España se caracteriza por la escasez de activos prime o de primera calidad y por la sensación, según el 58% de los encuestados, de que los que aún se encuentran disponibles, comienzan a estar sobrevalorados. En este entorno, “se intensifica la importancia de la gestión de los activos como elemento clave para gestionar la rentabilidad y el riesgo”, explicó Rafael Bou, socio responsable de Real Estate en PwC.

Por tipo de cliente y producto, el consejero delegado de Servihabitat, Julián Cabanillas, destacó que el ADN de ser propietarios, tan característico de la cultura latina, “está migrando hacia no ligarse a propiedades”. Por ello, vaticinó que invertir en alquiler residencial “será rentable” por la creciente demanda en España, aunque apostilló que para despegar definitivamente, “necesitará un nuevo marco jurídico adecuado”. De hecho, el informe asegura que la tendencia en España de la generación de los millenials, los nacidos a partir de 1984, es decantarse en un 84% por el alquiler en detrimento de la vivienda en propiedad.

Y es que el estudio ratifica la visión mayoritaria de los encuestados que reconocen que están “ya inmersos en un proceso de transformación de gran calado”. Para el 91%, la tecnología “va a cambiar” la forma en que se usan los activos inmobiliarios. Las tendencias más importantes hasta 2030 tienen que ver con el auge de la economía colaborativa, la robotización, el teletrabajo, los coches autónomos y los nuevos hábitos de compra.

En el ranking de las ciudades europeas con mejores perspectivas de inversión que incluye este informe, Berlín figura a la cabeza por segundo año consecutivo. Madrid y Barcelona son novena y decimosexta debido a las “buenas perspectivas de los alquileres y la mejora de la situación del país”.

 
Vuelos Baratos