3/11/16

La gran banca vende más de 40.000 pisos a costa de perder 2.500 millones


Las seis mayores entidades financieras de España han vendido más de 40.000 pisos en los nueve primeros meses de 2016, lo que arroja una media de 36 transacciones diarias, a 130.000 euros cada una.
Un ritmo comercial logrado a costa de los 2.500 millones en pérdidas que suman las unidades inmobiliarias de un sector que aún carga con una pesada losa de ladrillo que lastra su rentabilidad.

La baja rentabilidad del negocio bancario en un tiempo en que los tipos de interés han sido rebajados a mínimos históricos, para ayudar a impulsar la demacrada economía europea, viene siendo señalada por los principales responsables de las entidades bancarias españolas como el gran reto que afronta el sector financiero.

Esta certeza, junto a las apuestas de los grandes banqueros de que la situación se afrontará elevando las comisiones a la clientela o propiciando una nueva oleada de fusiones bajo la lógica industrial de reducir costes, parece haber dejado en segundo plano el achique del ladrillo del balance de las entidades. Desde Analistas Financieros Internacionales (AFI) advierten, sin embargo, que este sigue siendo un tema central, pues reducir la carga de activos improductivos de la banca podría duplicar su rentabilidad.

En concreto, la banca carga aún con 202.000 millones de euros brutos en activos improductivos(112.000 millones netos dada la cobertura media del 44,5% con la que cuentan), según la documentación utilizada por AFI en su último Taller de Banca, dedicado precisamente al análisis de esta losa.

Mora y cobertura
9,4%

fue la tasa media de mora de la banca española en agosto. A cierre de septiembre, la más alta de entre las grandes entidades la registraba Popular con un 12,32%. Le sigue Bankia, con un 9,5%; CaixaBank, con un 7,1%; Sabadell, con el 6,6%; BBVA, con el 5,1% y Santander, con el 4,15%.
44,5%

es el ratio medio de cobertura que mantiene la banca española sobre sus activos improductivos.

AFI estima que si la banca lograra vender toda su carga tóxica, de la que el 42% son inmuebles adjudicados, el sector elevaría su rentabilidad en casi cuatro puntos lo que prácticamente equivale a duplicar los niveles actuales, gracias a la reducción de costes financieros y, sobre todo, de provisiones exigidas.

Limpiar los balances también permitiría elevar en 116 puntos básicos la solvencia de la banca española para converger con la media europea alcanzando un ratio de capital aproximado del 13,2%, siempre según los cálculos de AFI.

Un potencial de radical mejora de su situación que la gran banca conoce y que le ha llevado a impulsar la comercialización de más de 40.000 inmuebles en lo que va de año aún a costa de cosechar unas pérdidas conjuntas de 2.500 millones de euros.

Y eso que, en el mismo periodo, Santander, CaiaxBank, BBVA, Sabadell, Popular y Bankia han ingresado 6.745 millones de euros por su actividad inmobiliaria que, sin incluir los datos de las dos primeras entidades, que no han facilitado la cifra, ha supuesto la venta de más de 38.700 activos entre viviendas, suelos o edificios en construcción. Un ritmo comercial de 36 transacciones al día que se vienen cerrando por una media de 130.000 euroscada una.

Una media diaria que supera los 33 pisos diarios vendidos por la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, Sareb, cuya única finalidad es dar salida a la carga de activos tóxicos que le fueron traspasados de las entidades rescatadas o asistidas con ayudas públicas.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que si la banca supera el ritmo comercial del llamado banco malo es fundamentalmente gracias a BBVA que ha saldado 16.242 inmuebles en nueve meses, entre propios y de promotor, por 1.499 millones de euros. Unas 60 transacciones diarias engrasadas por su inmobiliaria Anida que hacen perder a su unidad 315 millones.

De las entidades que facilitan sus cifras, le sigue Sabadell con 8.360 ventas a un precio superior, pues logra casi el mismo ingreso, 1.469 millones. Unas 31 operaciones diarias apoyadas en su inmobiliaria, Solvia, que le reportan unas pérdidas de 648 millones.

Popular, inmerso en un proyecto para sacar de su balance la carga inmobiliaria que le lastra, ha logrado saldar 7.921 inmuebles (29 al día), ingresando 1.554 millones, liderando eso sí las pérdidas inmobiliarias del sector con 721 millones en negativo.

CaixaBank, por su parte, ha ingresando 879 millones por la venta de inmuebles con unas pérdidas de 517 millones mientras que el último dato conocido de Santander son los 994 millones ingresados por este concepto en el primer semestre del año si bien sus pérdidas inmobiliarias a septiembre son de 217 millones.

Bankia, finalmente, ha comercializado 6.185 inmuebles en lo que va de año (23 al día) ingresando 350,9 millones si bien con un impacto en las cuentas más limitado. Después de todo, lo peor de su carga de activos inmobiliarios fue traspasada a Sareb que en lo que va de año ha vendido 8.930 inmuebles por 2.270 millones de euros.

El doble de carga tóxica que la media de la UE

Dos son, fundamentalmente, las losas que conforman la carga de activos improductivos que lastran los balances de la banca española. De un lado los inmuebles adjudicados, que representan entre 84.000 millones, según el Banco de España, y 98.000 millones según los datos manejados por AFI a partir de los datos de los últimos test de estrés y la información remitida a la EBA. De otro, se sitúan los créditos problemáticos (principalmente a promotores, constructoras y otras empresas no inmobiliarias y en menor medida a préstamos para la compra de vivienda al consumo) que suman entre 117.000 y 123.000 millones, atendiendo de nuevo a estas fuentes. Sumando a ambos factores otros 97.000 millones de euros en créditos que han tenido que ser refinanciados o reestructurados, AFI estima que el equivalente al 15% de todo el crédito concedido en España es improductivo. La cifra supone más que duplicar la media del 7% de la banca de la unión europea, y solo la banca italiana, con unos activos improductivos que pesan un 18% frente al saldo crediticio, estaría en peor situación. En países como Reino Unido o Alemania el porcentaje es del 3% mientras que en Francia u Holanda es del 4%. La banca española cuenta, eso sí, con una cobertura de provisiones del 44,5% sobre su exposición a adjudicados y créditos problemáticos.


 
Vuelos Baratos