10/8/17

El decreto de las cláusulas suelo no contenta a nadie tras seis meses


Seis meses después de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 1/2017 de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, sus efectos han sido mínimos y han dejado a todas las partes insatisfechas. Los bancos recibieron una nueva oleada de reclamaciones tras la entrada en vigor de la norma, que además les obligaba a implantar departamentos especializados de atención y mecanismos de información; los bufetes de abogados vieron cómo peligraba una lucrativa fuente de ingresos y los juzgados siguen colapsados con pleitos, porque los afectados por las cláusulas suelo no obtuvieron una respuesta satisfactoria a sus reclamaciones o no deseaban esperar más para llegar a una solución.

En este contexto, los abogados han optado por una estrategia reforzada para captar y defender clientes. Un ejemplo es la carta tipo de uno de los grandes bufetes especializados en litigios hipotecarios a la que ha tenido acceso elEconomista, que recoge textualmente: "Mi cliente manifiesta expresamente que mediante el presente escrito no desea acogerse al mecanismo extrajudicial aprobado mediante RDL 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo".

La misiva que recibe el banco expone que la entidad financiera debe devolver al cliente lo cobrado de más por la cláusula suelo y eliminarla, dando respuesta en diez días, o atenerse a una demanda judicial.

Desde la banca y el ámbito jurídico reconocen que es una práctica generalizada por parte de los abogados proponer a los clientes esta fórmula o similares y hacérselo saber a la entidad financiera. El argumento de los letrados es que buscan agilizar la devolución por las buenas -con una rápida respuesta del banco- o por las malas, que es llegando a los tribunales, y que es donde los bufetes pueden obtener un mayor beneficio, al tener la baza de las costas judiciales a cargo de la entidad financiera en caso de ganar.

Jesús María Ruiz de Arriaga, fundador de Arriaga Asociados, uno de los bufetes más activos en la captación de afectados por cláusulas suelo y gastos de gestión en las hipotecas, reconoce que los honorarios son diferentes según si el cliente elige la vía extrajudicial o la judicial, si bien no se cierran a negociar antes de ir a juicio, aunque "hay clientes que vienen quemados porque ya han intentado negociar con el banco y no les ofrecen lo que reclaman".

Este bufete registró un alud de consultas tras la aprobación del Real Decreto Ley, después una relajación, y un repunte a los tres meses que hace que este mes de julio esté siendo muy activo. En la misma línea, el socio director del bufete Rosales, José Baltasar Plaza Frías, considera que este mes ha sido el más movido de la última década, tras registrar un "parón" cuando entró en vigor el procedimiento extrajudicial.

Asimismo, en el bufete Triviño también vieron caer el número de nuevos clientes en febrero, pero en mayo hubo una "reactivación". En Rosales ponen cifras de resultados de sus reclamaciones según la tipología: un 13% de los clientes llegan a acuerdo con su banco sin ir a juicio, mientras que en los tribunales ganan el 97% de los casos.
Voluntario para el consumidor

El Real Decreto Ley perseguía evitar un alud de demandas judiciales para reclamar la devolución de las 'cláusulas suelo' de las hipotecas de particulares tras las sentencias que estipulaban ilegalidad y retroactividad estableciendo un procedimiento previo que ha fallado por su laxitud. Es voluntario para el consumidor y no vinculante para la banca, que puede incluso ignorar las reclamaciones. El texto legal ya contempla que puedan pasar los tres meses de negociación fijados "sin comunicación alguna por parte de la entidad".

 
Vuelos Baratos