4/7/17

Prepárase para hipotecas más caras y restrictivas


Bankinter ha sido el primer banco en seguir la estela de Openbank. Ambas entidades han mejorado sus créditos hipotecarios. Si la entidad naranja ha apostado por rebajar el precio de sus hipotecas a tipo fijo y mixto, la segunda ha celebrado su renovación de marca mejorando las condiciones de su hipoteca variable, siendo una de las más accesibles del mercado.

Este movimiento contradice el último informe de Moody´s en el que revela que las hipotecas se encarecerán y se volverán más restrictivas por la nueva Ley Hipotecaria y por los litigios abiertos por las cláusulas suelo.
Lo cierto, es que desde hace unos años, los bancos se vieron inmersos en una guerra de hipotecas que poco a poco se fue trasladando a las de tipo fijo con sucesivos recortes en los diferenciales e intereses. 

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, sí que coincide con el informe de Moody´s por tres motivos: «En las hipotecas variables, el diferencial se mantiene en la mayoría de las ofertas, pero lo que sí se empeora es el interés fijo de salida: algunas hipotecas que no lo tenían, ahora sí lo aplican y otras lo han subido; en las variables, aunque ha habido alguna mejora y algún lanzamiento interesante, sigue habiendo hipotecas que suben su diferencial, como ha ocurrido con la Hipoteca Selecta de Liberbank o la Hipoteca Variable db de Deutsche Bank; y en las fijas, la tendencia también es a peor. En los últimos 9 meses, de las 50 ofertas que hay en el mercado, la mitad de ellas han empeorado sus condiciones, mientras que solo un 16 por ciento las ha mejorado».

Esta opinión también la comparte Rodrigo Blanch, experto en hipotecas de HelpMyCash.com. En su opinión, «la guerra de hipotecas de hace unos años parece haber llegado a su fin. El tipo variable no puede reducir mucho más sus diferenciales en un contexto de tipos bajo cero, mientras que las hipotecas fijas parecen haber llegado a su límite de rebaja».

En cambio, Antonio Gallardo, experto de iAhorro.com, afirma que «no es que habrá rebajas, es que las hipotecas en España son mucho más caras ya de lo que fueron hace una década. Los bajos tipos de interés, con el euribor en negativo, dan la ilusión de una hipoteca barata, pero en el medio plazo (quizá ya a finales de 2018) sentiremos en verdad qué hipotecas ofrece el mercado».

Dentro de este marco, la banca lucha por diversificar sus beneficios mediante la comercialización de productos vinculados y el aumento de algunas comisiones, por lo que sí se podría afirmar que se espera que los precios suban, coinciden los expertos.

Un caso excepcional

Lo que hace novedoso a la oferta de Openbank es que para acceder a un diferencial del 0,99 por ciento desde el primer momento solo hay que vincular un producto, la domiciliación de nómina, y ésta no es de los requisitos más restrictivos porque la entidad online exige tan solo 900 euros. Y es que para acceder hasta el momento a las mejores ofertas del mercado, como la de Kutxabank, que tiene un diferencial del 0,90 por ciento, deben contratar además el seguro de vida, de hogar y plan de pensiones o fondos de pensiones y unos ingresos superiores a 2.500 euros. La hipoteca pre-concedida de Santander también requiere unos ingresos altos. Para Blanch, este producto «dará bastante que hablar precisamente por romper esa tendencia de estancamiento de los precios de las hipotecas, donde además la vinculación parece ser una constante». 

Por su parte, Bankinter ha aplicado la segunda rebaja del año a sus hipotecas a tipo fijo y mixto rebajando los tipos de sus créditos a 10, 15 y 20 años.

En opinión de González, la acción del banco online del Santander «parece más una estrategia comercial para potencial el relanzamiento de la marca, y en el caso de Bankinter, es el caso que confirma el informe de Moody´s, pese a la mejora, su oferta es peor que la que veíamos hace nueve meses». De esta manera, los expertos no ven un panorama optimista para los futuros hipotecados. En primer lugar, el euríbor tendrá que subir y, por otro lado, «esperan es que continúe la tendencia a peor en el mercado hipotecario, pese a que pueda haber mejoras puntuales en ciertos productos». Este empeoramiento estará relacionado con subidas de diferenciales pero también de tipos más altos de salida, vinculación o comisiones debido, según González, «al mecanismo para la devolución de lo cobrado de más por las cláusulas suelo, la sentencia del Tribunal Supremo acerca de los gastos hipotecarios y por tipos bajos que han reducido los márgenes de la banca». Gallardo descarta una nueva guerra hipotecaria en un momento en el que los bancos cierran oficinas y se centran en clientes solventes.


Fuente: http://www.finanzas.com/
 
Vuelos Baratos