14/7/17

¿Hay burbuja en el mercado del alquiler?


El mercado del alquiler se está recuperando a un ritmo mayor que el de la compraventa. Prueba de ello, es que los precios ya alcanzan a los que había anteriormente a la crisis y no dejan de crecer. Según datos de idealista, el precio de la vivienda en alquiler se ha incrementado un 4,8% durante el segundo trimestre de 2017, dejando el precio por metro cuadrado en 9,4 euros mensuales. En tasa interanual la subida alcanza el 19,7%.

A pesar de ello, Fernando Encinar, Jefe de Estudios de idealista, descarta que haya una burbuja en los precios: "Los datos ponen de relieve algo que vengo repitiendo desde hace un año: no existe burbuja en los precios del alquiler. Aunque los precios han vuelto a subir en el segundo trimestre en muchas ciudades, el alquiler tiene tope y es algo que se está confirmando en Barcelona o Madrid. En ambas capitales el precio se estancó en los primeros 3 meses del año y en el segundo trimestre ya han registrado leves caídas. Habrá que esperar a ver qué ocurre en lo que queda de año, pero parece que los propietarios empiezan a asumir que las subidas tienen límite y que si quieren cerrar operaciones tienen que ajustar el precio a la baja para encontrar inquilino".

Beatriz Toribio, responsable de estudios y portavoz de Fotocasa, tampoco cree que estemos ante una burbuja del alquiler "porque la subida de los precios, que sigue con fuerza y es generalizada en toda España, sigue por debajo de los precios de 2007, aunque en algunas ciudades como Madrid, Barcelona e Ibiza ya lo rozan". Aún así, Toribio asegura que estas subidas ya están estabilizadas y que el incremento del precio del alquiler se debe a una gran demanda, por varios factores, porque se busque una mayor flexibilidad, porque no quiera vivir en la misma vivienda o porque no pude acceder a la compra o simplemente hay un cambio en la mentalidad.

Manuel Gandarias, director del servicio de estudios de pisos.com, asegura también que "no hay ninguna burbuja. Lo que hay es una saturación en determinadas zonas donde la oferta no satisface la demanda y, por lo tanto, el precio se incrementa. En mayor medida, ocurre en ciertos distritos de las principales capitales, como Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca".

La razón por la que el precio del alquiler haya ido subiendo tiene su explicación en el cambio de mentalidad de los españoles. Con la crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria, el mercado del alquiler ganó terreno, y esta tendencia ha seguido con la recuperación. Encinar cree que "hay que tener en cuenta que, en los últimos años, el alquiler se ha convertido en la opción elegida por miles de españoles para encontrar su casa. Pero este calentamiento en la demanda no va acompañado de un incremento similar en la oferta. De hecho, aunque en idealista hay más pisos en alquiler que nunca, no son suficientes y esta situación provoca que los precios, en algunas áreas, estén subiendo. Cualquier medida destinada a aumentar el parque de viviendas en alquiler será beneficiosa para la contención de los precios. Es necesario que desde las instituciones públicas se sigan produciendo políticas de dinamización del alquiler, adoptando nuevas medidas que ayuden a aumentar el parque, como pueden ser el incremento de la seguridad jurídica de los propietarios, incluyendo incentivos fiscales para aquellos que se decidan a ponerlas en el mercado o recuperando la desgravación para los inquilinos". 

Por su parte, Beatriz Toribio, responsable de estudios y portavoz de Fotocasa, coincide con esto, que asegura que el alquiler ha llegado al mercado español para quedarse. "En 2015 un 23,5 por ciento de los españoles vivía en régimen de alquiler frente al 15 por ciento que los hacía en 2011. Pero si lo comparamos con los niveles del 'boom' -ente el 7 y 9%, según las diferentes fuentes-, el alquiler se ha triplicado con la crisis". Toribio también pone de manifiesto que en España sigue predominando la compra de vivienda, pero que los ciudadanos opta por el alquiler por otros motivos como inestabilidad laboral, bajos sueldos, imposibilidad de acceder a la financiación o miedo a no poder hacer frente a los costes de la compra de vivienda". Así, Toribio concluye que "el alquiler es su única alternativa".

Toribio descarta que el incremento del precio del alquiler se deba solo al alquiler turístico, ya que también sube los precios en áreas residenciales. 

En cuanto a si comprar o alquilar, Toribio se muestra tajante al afirmar que es interesante "comprar para alquilar porque genera una alta rentabilidad", aunque para el que busque comprar dependerá de varios factores como el acceso a la financiación, estabilidad salarial y de empleo. Lo que sí recomienda es que antes de hacerlo haga bien sus números porque la financiación va a empezar a encarecerse, también habrá subidas de tipos y de euríbor y desaconseja Toribio esta operación para operaciones que suponga endeudarse más del 30% del salario bruto.

Por su parte, Gandarias señala que "Desde el punto de vista puramente económico/financiero, y si se está pensando a largo plazo, sin duda es más rentable comprar".


Fuente: http://www.finanzas.com/
 
Vuelos Baratos