3/7/17

El precio de la vivienda nueva también acelera y sube un 3,7%


El precio de la vivienda continúa la senda ascendente iniciada en 2015, si bien lo hace de forma muy moderada en la mayoría de los casos.
Esta es la principal conclusión del informe relativo al primer semestre de este año que elabora Sociedad de Tasación sobre los precios de las casas de nueva construcción y otras variables del mercado, como es la accesibilidad o el grado de confianza en el mercado.

En su análisis, efectuado con la visita de sus agentes a más de 2.200 promociones de casi 400 municipios de toda España, esta tasadora ha podido constatar cómo Madrid y Barcelona siguen siendo los motores de la recuperación de los precios, manteniendo una notable distancia con el resto de localidades.

Así, el precio de la vivienda nueva en España ha registrado un aumento del 3,7% en el primer semestre de este año respecto a idéntico periodo del año anterior, lo que supone el mayor incremento desde 2015, momento en el que se produjo el punto de inflexión en este indicador.

De esta manera, el precio del metro cuadrado se sitúa en una media de 2.156 euros, lo que supone un valor medio de 194.000 euros para una casa de tipo medio, de 90 metros cuadrados. Este es el precio promedio referido a las capitales de provincia, para el resto marcó una media de 1.560 euros por metro cuadrado después de registrar una revalorización mucho más suave, de apenas el 0,3%. "Esto refleja que se mantiene la heterogeneidad del mercado, que evoluciona en nuestro país a dos velocidades", asegura la empresa en su estudio.

Volviendo al análisis de lo que ocurre en las grandes capitales, Barcelona vuelve a liderar un semestre más el ranking de las urbes con la vivienda a estrenar más cara, con una media de 3.631 euros por metro cuadrado, seguida de San Sebastián, con 3.353 y Madrid, que vuelve a rebasar la barrera de los 3.000 euros, circunstancia que no se producía desde finales de 2012.

Al referirse al repunte de los precios contabilizado en las grandes ciudades, Sociedad de Tasación no oculta su preocupación sobre uno de los debates que está marcando la actualidad del sector desde hace algunos meses. Argumenta la tasadora que las capitales de provincia donde existe mayor afluencia de turistas están experimentando un crecimiento de los precios del alquiler de dos dígitos, como consecuencia, entre otros factores, de las altas rentabilidades que ofrece el arrendamiento turístico o vacacional en municipios como Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca o, con carácter estacional, Ibiza.

Por este motivo, Sociedad de Tasación "mantiene su alerta sobre la posibilidad de que esta tendencia tenga impacto a medio y largo plazo, generando un incremento del precio de la vivienda, del suelo y del volumen de compraventas".

En cuanto a la evolución actual de los precios por comunidades autónomas, pocos cambios entre los territorios con los valores absolutos más bajos. Se trata de Extremadura, con 1.138 euros por metro cuadrado, seguida de Murcia, con 1.195 y La Rioja, con 1.345. En el otro extremo se sitúan Cataluña, con un promedio de 3.257 euros, seguida de Madrid, con 3.036 y el País Vasco, con 2.545. Solo Madrid, Andalucía, Cataluña, Baleares y Canarias experimentan en el último año aumentos de precios superiores al 2%.

Otras de las variables que analiza este informe es el grado de confianza en el mercado que tienen los principales agentes que intervienen en él. Se elabora con la opinión de más de 700 profesionales expertos en aspectos económico-inmobiliarios, también repartidos por todo el territorio. Mantiene su tendencia al alza, y en este primer semestre del año contabiliza un alza de 2,1 puntos, hasta colocarse en los 56,6. De esta manera, se mantiene por encima de la posición neutral que representa los 50 puntos.

Una de las consecuencias lógicas que tiene el hecho de que las casas sigan encareciéndose es el endurecimiento del índice de esfuerzo inmobiliario que mide el número de años de salario completo que ha de destinar un ciudadano a la compra de su vivienda. En el segundo trimestre de este 2017 se sitúa en los 7,5 años, levemente por encima del registro del trimestre anterior.

Baleares continúa siendo la región donde es más difícil acceder a una casa de tipo medio, ya que en esta comunidad los compradores han de reservar nada menos que una media de 15,1 años de sueldo íntegro a la adquisición de su vivienda. Este indicador se calcula a partir del cociente entre el valor de mercado de la vivienda y los ingresos medios brutos anuales que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su encuesta anual de estructura salarial.

Otra forma de medir la mayor o menor dificultad de los españoles para comprar un piso en la actualidad es el índice de accesibilidad que elabora Sociedad de Tasación y que actualmente se sitúa en los 105 puntos, dos puntos más que en idéntico periodo del año anterior. A pesar de esa mejora (cuanto más supere la barrera del 100 es que la capacidad de endeudamiento es mayor y por tanto la compra es más accesible), Madrid, Cataluña y Baleares son las tres regiones donde la capacidad de endeudamiento es todavía insuficiente, al registrar índices de 93, 92 y 53 puntos respectivamente. Por el contrario, La Rioja, Murcia y Extremadura son las regiones donde este índice registra los valores más elevados, con 161, 159 y 151 puntos.

Se trata de un indicador que permite medir la distancia a la que se encuentran los salarios reales de los teóricos que serían necesarios para adquirir una vivienda media.

 
Vuelos Baratos