12/5/17

Reyal Urbis deja su salvación en manos de Hacienda


La promotora inmobiliaria espera el apoyo de la Agencia Tributaria, a la que adeuda 400 millones, para evitar su liquidación. Acreedores como Santander, Sareb y fondos de inversión tienen hasta el 31 de mayo para dar su visto bueno o no a la propuesta del convenio.

La inmobiliaria presidida por Rafael Santamaría celebró ayer su junta anual donde, ante una veintena de accionistas, desgranó los detalles de la difícil situación en la que se encuentra la promotora, en concurso de acreedores desde febrero de 2013.

La compañía cotizada, con un pasivo de 4.660 millones de euros y unos fondos propios negativos de 3.450 millones, espera con preocupación la respuesta de sus acreedores a la propuesta de convenio presentada para salir del concurso.

La propuesta, autorizada en marzo por el juez de la Audiencia Provincial de Madrid encargada del proceso, incluye parte del recurso presentado por la compañía para lograr el apoyo a este convenio, cuyas grandes líneas se basan en una quita del entorno del 90% del pasivo a los acreedores financieros, así como una propuesta especial para Hacienda.

"La Audiencia Provincial primero desestimó nuestro recurso. El pasado mes de enero, presentamos un nuevo documento que, lamentablemente, solo fue estimado parcialmente. Con algunas de las últimas modificaciones añadidas, podríamos haber logrado mejores condiciones. Es una pena pero los acreedores tienen que votar el otro convenio", explicó ayer Rafael Santamaría, presidente y máximo accionista de Reyal Urbis, a través de su sociedad Inveryal.

La inmobiliaria confía en que los acreedores, entre los que figuran bancos como Santander y BBVA, Sareb y "fondos de inversión que han comprado deuda bancaria", den su respaldo a la propuesta planteada. Éstos tienen hasta el 31 de mayo para votar a favor o en contra del convenio que, para evitar la liquidación de la compañía, debe contar con el respaldo del 75% de los créditos sindicados y el 50% de los créditos ordinarios.

Sin embargo, los responsables de Reyal Urbis ligan la viabilidad futura de la compañía a otro acreedor: Hacienda. La inmobiliaria adeuda a la Agencia Tributaria unos 400 millones de euros. "Tenemos un informe del administrador concursal (BDO), que dice que el plan de pagos es posible si se llega a un acuerdo con la Agencia Tributaria", señaló ayer Santamaría durante la junta en la que estuvo acompañado del consejero José María Álvarez de Manzano y la secretaria del consejo Elena Fenelloso.

"Se le ha presentado un convenio singular. Aún no hemos tenido aún contestación pero esperamos que sea favorable por la oferta apetecible de cobro [a muy largo plazo] que planteamos", agregó el ejecutivo.

En el primer trimestre, Reyal Urbis obtuvo unos ingresos de 8,9 millones de euros, un 2% más que en el mismo periodo de 2016, registrando unas pérdidas de 34,35 millones, un 15% menos.

La cartera de activos de la inmobiliaria está valorada, a 31 de diciembre, en 1.170 millones de euros, de los que en su gran parte corresponden a suelos. Además de los terrenos, posee 217 viviendas en stock y activos en alquiler valorados en 191 millones.

 
Vuelos Baratos