4/5/17

Cara y cruz de un euríbor en mínimos históricos: no todo el mundo sale ganando


Nuevo mínimo histórico para el euríbor, el indicador que sirve de referencia para la mayoría de las hipotecas en España. El índice despide abril en el -0,119%, lo que supone marcar un nuevo mínimo —el octavo consecutivo—, ya que en marzo se despidió en el -0,11.
El euríbor lleva seis años en caída libre. En julio de 2011 se produjo el punto de inflexión, y desde entonces, su descenso ha sido imparable. Tal ha sido el desplome, que en febrero de 2016, es decir, hace justo un año y por primera vez en su historia, despedía un mes en negativo sin que, por el momento, y a pesar de que los expertos llevan meses anunciando que está cerca de tocar suelo, muestre síntomas de dar un giro claro en su tendencia bajista.

Una caída que, si la trasladamos al bolsillo de miles de hipotecados, se traduce en una nueva rebaja —mínima, eso sí— en la cuota de sus hipotecas. Para que nos hagamos una idea, el ahorro medio para un préstamo de 100.000 euros a 25 años con un diferencial de un punto porcentual sobre el euríbor se sitúa en torno a los 60 euros al año, apenas cinco euros al mes.

Son precisamente los hipotecados actuales los más beneficiados por el descenso imparable del euríbor. Llevan seis años viendo cómo la cuota de su hipoteca ha ido reduciéndose. Y seguirán beneficiándose de las rebajas hasta que la línea naranja del gráfico se junte y supere la línea azul. Y eso, teniendo en cuenta la evolución de los últimos meses y las perspectivas de futuro del indicador, no sucederá hasta dentro de varios meses.

Durante el mes de abril, el euríbor ha seguido profundizando en su caída —ha fluctuado entre un mínimo del -0,111% y un máximo del -0,124%—, si bien su margen de caída parece ya bastante limitado. Así, por ejemplo, BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad, pronostica un aumento gradual del indicador en los próximos meses, con un mantenimiento de este índice de referencia en 2017 y un inicio de subida el próximo año, parejo a la subida de tipos prevista para finales del ejercicio 2018.

Precisamente este jueves, el Banco Central Europeo (BCE) decidió, tal y como se esperaba, mantener sin cambios el tipo de interés de referencia en el 0%, mínimo histórico donde la tasa permanece estable desde marzo de 2016, al tiempo que anunciaba que seguirá comprando hasta 60.000 millones de euros mensuales de deuda pública y privada hasta diciembre.

"El primer efecto del incremento de los tipos no se va a ver en el euríbor", indicaba Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research. "Cuando el BCE compre menos deuda y se produzca una subida de los tipos de interés en torno a finales del próximo año, se verá en un primer momento un repunte de la prima de riesgo de España respecto a otros países, lo que implicará un coste financiero de la deuda algo más alto", lo que tendrá un impacto en el coste de endeudamiento del sector público y las empresas que se financian en el mercado. "Ese efecto se verá antes que en el euríbor, que no se moverá mucho en 2017 y en 2018 debería empezar a subir. El euríbor será un tema gradual, empezará a notarse más en 2018 que en 2017", dijo Sicilia.
Las hipotecas futuras, más caras

Sin embargo, un euríbor en mínimos históricos no significa necesariamente hipotecas más baratas para quienes aún no están hipotecados. Al contrario. Tras los últimos reveses judiciales (cláusulas suelo y los gastos hipotecarios) y ante un indicador en mínimos históricos, la banca ha dado un giro a su política hipotecaria y ha comenzado a encarecer sus principales productos financieros destinados a la compra de casa. Es decir, podríamos estar ante el fin de las hipotecas baratas.

Según datos de Credimarket (antes Bankimia), durante el primer trimestre de 2017 al menos 25 préstamos hipotecarios han incrementado sus intereses. En concreto, las subidas han sido entre 0,05 puntos y 0,5 puntos, y las entidades que han encarecido sus productos son: Banco Sabadell, BBVA, Abanca, Activobank, Banco Caixa Geral, Banco Cooperativo Español, Caixa Guisona, Deutsche Bank, Evo Banco, Ibercaja, Kutxabank, Laboral Kutxa y Liberbank.

Sin embargo, y aunque pueda parecer contradictorio, el diferencial medio que se suma al tipo de referencia para calcular el interés a pagar se ha mantenido estable, al cerrar marzo al 1,5%, porcentaje en el que se ha establecido desde septiembre del pasado año.

Al menos 25 préstamos hipotecarios han incrementado sus intereses, de los cuales 13 se corresponden a hipotecas a tipo fijo

"A partir de agosto de 2013, en que marcó un máximo histórico (se situó al 3%), el interés medio que aplicaban las entidades al euríbor empezó una trayectoria descendente. Fue así hasta agosto de 2016, cuando se situó en el nivel más bajo de los últimos tres años (1,39%). Desde entonces, ha experimentado ligeras subidas, hasta alcanzar en septiembre el 1,5%, donde se mantiene", apuntan desde este portal financiero.
¿Por qué se mantiene estable el diferencial?

El motivo principal, a pesar de las subidas generalizadas de los tipos de interés, es que las subidas se han centrado en las hipotecas a interés fijo. “De los 25 incrementos, 13 han correspondido a hipotecas a tipo fijo —que no incluyen diferencial—, y cinco a hipotecas de interés mixto. Esto es, con un periodo inicial fijo de hasta 10 años, cuando lo habitual es que se alargue hasta dos años”, detallan desde Credimarket. En este sentido, añaden que el incremento medio ha sido mayor en las hipotecas fijas (de 0,305 puntos) que en las variables (0,212 puntos).

Precisamente la contratación a tipo fijo ha experimentado un gran crecimiento en los últimos meses. Según datos del Colegio de Registradores, el 21,76% de los nuevos créditos hipotecarios de 2016 se ha formalizado a tipo de interés fijo, frente al 6,25% del año 2015.

"La evolución hacia tasas negativas del euríbor ha llevado a un cambio de estrategia por parte de las entidades financieras, buscando rentabilizar los créditos hipotecarios a través de la consecución de mayores tipos de interés medios. Esto se ha conseguido redirigiendo hacia la contratación a tipos de interés fijos, que trimestre tras trimestre vienen presentando incrementos de peso de contratación sin precedentes", señalan los registradores.
Subidas en los tipos desde enero. (Fuente: CrediMarket)HIPOTECA/ENTIDADAUMENTO EN HASTA (EN PUNTOS PORCENTUALES)INTERÉSHipoteca Hi-Fi (Caixa Guissona) 0,15 10 años: 2,00%; 20 años: 2,60%
Hipoteca fija (BBVA) 0,25 15 años: 1,95%; 20 años: 2,35%; 25 años: 2,60%; 30 años: 2,85%
Hipoteca mixta (Kutxabank) 0,05 10 primeros años al 1,85% y resto, a euríbor +0,90%
Hipoteca estable (Laboral Kutxa) 0,15 10 primeros años al 1,95% y resto, a euríbor +1,00%
Hipoteca fija (Banco Sabadell) 0,30 30 años: 3,10%
Hipoteca Ahora tipo fijo (Liberbank) 0,40 10 años: 1,60%; 15 años: 1,65%; 20 años: 1,90%
Hipoteca Selecta (Liberbank) 0,05 24 primeros meses al 1,75% y resto, al 0,85%
Hipoteca Te lo mereces (Banco Cooperativo Español) 0,50 10 años: 1,75%; 15 años: 2,05%; 20 años: 2,30%
Hipoteca Tranquilidad II (Ibercaja) 0,45 20 años: 2,70%; 25 años: 2,85%; 30 años: 3,00%
Hipoteca a tipo fijo (Banco Caixa Geral) 0,50 20 años: 3,25%; 30 años: 3,50%
Hipoteca Fija Maricarmen (Abanca) 0,20 15 años: 2,10%


Este auge del fijo ha venido de la mano de la intensa campaña realizada por las entidades financieras que, a través de estas hipotecas, se aseguran una entrada de dinero constante durante un tiempo determinado, lo que les permite mejorar el margen que logran con las hipotecas a interés variable, en mínimos, dada la evolución del euríbor.

Este encarecimiento de las hipotecas, en un contexto en el que los precios de la vivienda han comenzado a subir, la calidad del empleo no mejora y los salarios no suben al mismo ritmo, podría suponer una piedra en el camino para la recuperación inmobiliaria si la banca no relaja sus criterios a la hora de conceder hipotecas. Ya que sin financiación y ahorros, todavía son muchas las familias que no pueden permitirse comprar casa.


 
Vuelos Baratos