27/4/17

La reventa de viviendas pierde protagonismo en favor del alquiler


Desde que alguien compra una vivienda hasta que la vende transcurren 4.854 días, es decir, 13 años y cuatro meses, un periodo de tiempo que ha vuelto a ensancharse en 2016. En 2009 las viviendas eran vendidas tras un periodo medio de siete años y tres meses. El dato, que refleja las dificultades que aún hoy siguen teniendo los propietarios para vender sus inmuebles, supone que el periodo de posesión ha crecido un 84%, según el Anuario 2016 de la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores que, mediante este cálculo, mide si las casas se utilizan más para uso propio (ya sea en propiedad o en alquiler), o como inversión.

Entre 2009 y 2016 el periodo medio de la vivienda objeto de transmisión se ha incrementado en 2.193 días, es decir, poco más de seis años, “lo que supone una clara muestra de la intensidad en el crecimiento del periodo medio de posesión de las viviendas transmitidas, minorando significativamente el componente especulativo en el mercado inmobiliario español”. Esto no quiere decir, dicen los registradores, que parte de las compraventas se realicen con fines de inversión, "pero difícilmente para buscar la rentabilidad a través de su posterior venta en un corto espacio de tiempo. Ni el mercado ni las expectativas justifican un enfoque de dicha naturaleza. La rentabilidad para el inversor, en la actual coyuntura, puede venir principalmente por la consecución de rentas netas vía alquiler, cuyo mercado está experimentando un notable crecimiento”.

Las compraventas con periodo de posesión superior a cinco años han pasado del 43,7% en 2007 al 81,6% del total en 2016. Por el contrario, las operaciones con posesión inferior a cinco años pasaron del 56,3% en 2007 al 18,4% en 2016. Para hacerse una idea de cómo ha evolucionado el dato, a comienzos de 2013 aproximadamente el 30% de las compraventas habían estado en manos de sus propietarios más de diez años, por lo que en menos de cuatro años prácticamente se ha duplicado su peso. El mayor periodo de posesión media corresponde a las viviendas con superficie entre 60 y 80 metros cuadrados, seguidas de las viviendas con superficie entre 80 y 100 metros.

El Anuario del Colegio de Registradores también refleja que el 70% de todas las compraventas en 2016 se realizaron con la contratación de una hipoteca, frente al 30% que se cerró sin financiación hipotecaria. Son datos muy alejados al boom inmobiliario, cuando el 155% de todas las compraventas se realizaba mediante hipotecas. En lo que se refiere al tipo de persona (física o jurídica) que ha realizado dichas operaciones de compraventa de vivienda, el estudio arroja que cerca del 88% correspondió a las realizadas por las familias, frente al 12,5% que protagonizaron las empresas o entidades.

La directora de relaciones institucionales del Colegio de Registradores y exministra socialista, Beatriz Corredor Sierra, explica que estos datos muestran la tendencia a estabilizarse del mercado hacia un "crecimiento sano", ya que en los peores años de la crisis el porcentaje de empresas o entidades que se dedicaba a la compraventa de viviendas duplicaba el dato actual.

 
Vuelos Baratos