7/3/17

La banca abre el grifo: concede hipotecas más largas y por hasta el 64% del valor de la vivienda


La vivienda despierta gracias al crédito. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se firmaron un total de 281.328 de hipotecas sobre vivienda en 2016, lo que supone un 14% más que el año anterior. Con ello, confirma su recuperación con un tercer año consecutivo al alza. También subió el importe medio concedido para comprar un piso, hasta los 109.759 euros, un 2,8% más que el año anterior.

Pero este resurgimiento de la vivienda de la mano de la banca también empieza a notarse en otros aspectos. Por ejemplo, la banca ha vuelto a abrir el grifo del crédito y las hipotecas concedidas en el último trimestre de 2016 supusieron de media el 64,2% del valor de la transacción. Es decir, en apenas tres años, las entidades han pasado de conceder de media hipotecas por el 56% del valor de la vivienda al 64,2%.

De hecho, esta proporción es la más alta desde el año 2005, según los datos del Banco de España. Como se puede ver en el gráfico, las entidades financieras fueron muy laxas a principios de siglo a la hora de conceder hipotecas, aunque a partir de 2007 restringieron notablemente las cantidades prestadas, hasta estancarse por debajo del 60% entre 2009 y 2014.
Subida ininterrumpida desde 2013


Desde 2013, la subida en este indicador no ha hecho más que crecer, con dos mínimos respiros en 2015 y a mediados de este año.

Aunque la proporción de las hipotecas sobre el valor de los pisos ha subido, la banca se sigue manteniendo prudente a la hora de conceder préstamos que superan el 80% del valor de la transacción. En el último trimestre de 2016, el 13,8% de las hipotecas superaban el 80% del valor del piso, una proporción similar, e, incluso inferior, a la de años anteriores.

Además, la banca también ha abierto la mano con los plazos. Las hipotecas firmadas en el último trimestre de 2016 tenían un plazo medio de 278 meses, es decir, más de 23 años. La cifra es la segunda mayor desde el año 2013 y supone 7 meses más que al cierre del año 2015.

No obstante, estos plazos aún están muy lejos de los que se firmaban antes de la crisis. En 2007, el plazo medio de las hipotecas llegó a ser de hasta 339 meses, más de 28 años, según los datos del Banco de España.

 
Vuelos Baratos