10/2/17

Minieólica y geotermia para un edificio de oficinas


"Queremos hacer el mejor edificio de oficinas de España”. Así se pronuncia Ángel Soria, presidente de Torre Rioja, sobre el proyecto que está desarrollando la inmobiliaria en el área de Julián Camarillo de Madrid, en la zona Este de la capital, entre los anillos de la M-30 y M-40. Para conseguirlo, el reclamo de edificio verde tendrá mucha fuerza. 

Torre Rioja planea introducir toda la tecnología disponible para levantar un edificio con la menor huella contaminante de CO2 posible. Eso incluye utilizar la energía minieólica, la biomasa o la geotermia.

De hecho, sería el primer edificio de oficinas de España con energía minieólica. Sacyr ya lo ensayó en su rascacielos en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, la actual Torre PwC, un sistema que finalmente fue desinstalado, como confirma Merlin, su actual propietario. Esta tecnología funciona a semejanza de la eólica tradicional pero a pequeña escala, lo que permite utilizarse en edificios en el ámbito urbano.

“La minieólica ya se utiliza en algunos edificios de Hamburgo o Londres y queremos usarla aquí”, explica Soria. “Lo que no sabemos es si aquí finalmente nos darán los permisos”, reconoce. Al problema de licencias también se une el de la rentabilidad, porque las trabas al autoconsumo en España desde 2015 no hacen muy poco viables estas instalaciones.

Las cifras

36.000 metros cuadrados contará el futuro edificio, que podrá a acoger a alrededor de 3.500 empleados.

6 plantas con instalaciones deportivas, zonas abiertas y servicio de conserjería.

50 millones de inversión para el proyecto.

Desde la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) señalan que esta tecnología novedosa recibió la puntilla cuando estaba naciendo por el decreto de 2015 sobre autoconsumo y la falta de primas. “La minieólica tiene sentido para el ámbito urbano, pero a día de hoy no es rentable y se encuentran todas las trabas del mundo. Otra cosa es que el edificio quiera dar una imagen verde, como una promoción más”, señala Juan de Dios Bornay, presidente de APPA Minieólica.

“Las multinacionales cada vez más están solicitando instalar sus sedes en edificios verdes. Es algo que veremos muy claramente en el futuro”, opina Soria. Como ejemplo en España, está el reciente traslado de Roche, que se mudó de sede en Madrid por los exigentes criterios ambientales impuestos por la matriz suiza, que obligan a la reducción de emisiones de gases y al ahorro energético.

Además de la minieólica, el nuevo inmueble usará biomasa (residuos forestales para generar gas) e incluso geotermia. Para ello, en las obras ya han realizado 30 pozos de 135 metros de profundidad. Se trata de la conocida como de geotermia de muy baja temperatura, que ayuda a mantener estable la temperatura de un circuito de agua en verano e invierno y que ayuda a abaratar el ciclo de la climatización.

La idea de la empresa es acreditar esas oficinas con los certificados de mejor calidad. Para la fachada ha recurrido a la compañía japonesa que ha llevado la instalación del gigantesco dónut que acogerá la futura sede de Apple en Cupertino (California), diseñado por Norman Foster. La idea es que ese recubrimiento también ejerza un papel fundamental en la sostenibilidad energética. “Queremos ofrecer la mejor calidad, aunque sea una inversión más cara, nosotros buscamos la rentabilidad a largo plazo”, añade el empresario. El inmueble, que se encuentra actualmente en las fases iniciales de la obra, tendrá 36.000 metros cuadrados en seis plantas prácticamente diáfanas de 8.000 metros cuadrados y un gran atrio central. Se prevé que la propiedad futura acoja alrededor de 3.500 empleados, pero todavía no tiene inquilino.

El principal inconveniente con el que se encuentra la promotora en esta operación para atraer a una gran empresa es precisamente la zona, ya que se encuentra relativamente alejada del centro y diseñada originalmente como un polígono industrial, sin los servicios que el centro puede ofrecer. Entre sus ventajas, que los alquileres que pagan las compañías son considerablemente más bajos y está atrayendo a compañías del sector tecnológico.

 
Vuelos Baratos