15/2/17

Cláusula suelo: "Si tiene duda en la propuesta de su banco, acuda a un profesional que vele por sus intereses"


Tres años de trabajo intensísimos dieron sus frutos. El pasado diciembre, el Tribunal de Justicia Europeo declaró retroactiva la sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo: los bancos debían devolver lo cobrado de más desde el inicio de las hipotecas. Javier Zambudio fue uno de los tres letrados que presentaron el recurso. Hoy habla con nosotros.

¿Se esperaban el fallo del Tribunal de Justicia Europeo?

Desde que iniciamos estos procedimientos tuvimos claro que la Sentencia del Tribunal Supremo vulneraba nuestra Legislación, al igual que las Directivas comunitarias, en relación a las consecuencias de la declaración de nulidad de la cláusula suelo y los efectos derivados de dicha nulidad. Por lo tanto, siempre creímos que lo justo en Derecho se correspondía con la interpretación que ha hecho de la cuestión el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en la Sentencia del 21 de diciembre pasado, declarando la retroactividad total de los intereses satisfechos por los consumidores afectados por la existencia de las conocidas cláusulas suelo.

¿Qué significado tiene la sentencia?

Esta sentencia supone que ni siquiera nuestro Alto Tribunal puede contravenir los efectos de la declaración de nulidad de una cláusula declarada abusiva, y por lo tanto nula, realizando extrañas interpretaciones que limitan los naturales efectos de dicha nulidad, como son fundamentalmente la percepción de lo indebidamente satisfecho por quienes han visto injustificadamente encarecidos sus préstamos hipotecarios durante años, obligándoles a asumir un sobrecoste injustificado en dichos préstamos.

¿La batalla de las cláusulas suelo podría decirse que ha sido una versión actualizada de David contra Goliat?

No es tanto una batalla con tintes épicos, sino más bien la satisfactoria consecuencia del empeño de una serie de profesionales en hacer valer la defensa de los consumidores, mediante la escrupulosa interpretación de lo reglado en nuestro Derecho contra los intereses económicos y políticos que habían vulnerado, claramente, los derechos de millones de personas que confiaron en la información que, desde las entidades financieras, se les trasladaba con motivo de la suscripción de sus préstamos hipotecarios para la adquisición de vivienda.

¿Qué han aprendido de este proceso?

Hemos aprendido todos que la Justicia puede lograrse si con esfuerzo, tesón y profesionalidad se defiende lo justo y lo lógico, en Derecho, hasta las últimas consecuencias, llegando a la instancia judicial más elevada y logrando, por tanto, el reconocimiento de lo que claramente le pertenecía a todas aquellas personas que se han visto afectados durante estos años por cláusulas abusivas, impuestas por las entidades sobre las que nunca fueron debidamente informados.

Han sido tres años de lucha desde que en 2013 el Tribunal Supremo declarara las cláusulas suelo ilegales, ¿cómo han sido?

Conviene recordar que las cláusulas suelo nunca fueron declaradas ilegales como tal. Fueron declaradas abusivas, y por tanto nulas, aquellas que fueron incorporadas a los préstamos con falta de transparencia

Pues han sido años duros en los que, desde Unive Abogados, nos hemos tenido que enfrentar a la sinrazón de unos, a las trabas de otros, a los condicionamientos que se nos querían imponer a los profesionales que legítimamente creíamos en lo que defendíamos, y así lo hacíamos valer en todos y cada uno de los Tribunales de Justicia, pero todo este esfuerzo ha merecido naturalmente la pena.

¿Cómo han vivido los afectados este periodo?

De muchas y variadas maneras. Unos con la tranquilidad de saber que teníamos toda la razón y que lo que reclamábamos era lo justo en Derecho, y otros con cierta zozobra y nerviosismo. Fundamentalmente aquéllas personas que, bien por padecer ciertas dificultades económicas, o por sufrir presiones de sus entidad financieras no terminaban de ver posible una solución tan satisfactoria como la que se ha producido por la Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

La banca está adoptando diferentes posturas, Bankia llevará un proceso express mientras que otras entidades ya han mostrado cierto recelo, ¿qué consejos daría a los perjudicados?

Fundamentalmente que se informen bien. Que no caigamos en los mismos errores que nos trajeron a esta situación. Si deciden acudir a sus entidades financieras a solicitar una solución a este problema que sea exigiendo "luz y taquígrafos" y ante cualquier duda con la propuesta trasladada por su banco que acudan a un profesional que estudie la oferta de la entidad financiera, que depure y explique los riesgos que afronta el cliente si acepta esta oferta y haga números y le aconseje lo más beneficioso para sus intereses. Hay que recordar que la nulidad de la cláusula suelo y por tanto la desaparición de la misma del contrato únicamente la puede declarar un juez y al fin y al cabo es la única garantía de la que gozamos para asegurar que todo se va a llevar sin sufrir ningún perjuicio innecesario.

En cuanto prácticas abusivas, ¿Queda todavía mucho por hacer?

Queda por hacer. Fundamentalmente en lo relativo al control y observancia, por los organismos reguladores, del proceder de las entidades financieras en relación a aquéllas prácticas que puedan menoscabar los derechos de los consumidores induciéndoles a suscribir productos bancarios sobre los que no se informa debidamente a los clientes.

En lo que respecta a los ciudadanos se necesita mayor cultura bancaria y financiera. Que cada uno sepa a lo que se expone cuando contrata un producto bancario, teniendo siempre muy presente que la razón de ser de las entidades financieras es ganar dinero por la contratación de dichos productos bancarios y este es su objetivo primordial.

 
Vuelos Baratos