19/12/16

Las inmobiliarias que dan servicio a la banca gestionan 270.000 millones


En el argot se les denomina simplemente servicers y en los últimos años se han convertido en uno de los principales jugadores del mundo inmobiliario y financiero español.
Se trata de las plataformas inmobiliarias que la banca creó para gestionar la indigesta carga de ladrillo y créditos problemáticos que comenzaron a absorber al estallar la crisis, que en muchos casos terminaron externalizadas y que algunos bancos pugnan ahora por recuperar.

Después de todo, este nuevo sector gestiona ya casi 270.000 millones de euros en activos problemáticos de la banca y de Sareb. Más del doble de lo que el sector externalizó inicialmente hace tres años. Y el 87% de la cuota de mercado se la reparten entre seis únicas firmas.

Una concentración que se consolidó con el concurso Ibero, por el que el llamado banco malo cedió la comercialización del grueso de su cartera a cuatro firmas. Se trata de Servihabitat, creada por CaixaBank y controlada ahora por el fondo TPG, que pasó a tener 58.700 millones bajo gestión; Haya, creada por el fondo Cerberus para gestionar la cartera de Bankia y que también da servicio a Cajamar, sumando 52.000 millones; Altamira, creada por Santander y vendida al fondo Apollo, que maneja 45.500 millones; y Solvia, la plataforma de Banco Sabadell, con 28.600 millones. Más allá, destacan también por su tamaño Anida, la inmobiliaria de BBVA, con 25.100 millones; o Aliseda, en la que Popular dio entrada a los fondos Kennedy Wilson y Värde Partners, con 23.100 millones.

Cifras clave:
2.472

empleados suman las seis principales plataformas inmobiliarias que dan servicio a la banca.
65%

de la cartera que gestiona Haya corresponde a Sareb, siendo la plataforma que más depende del ‘banco malo’ frente a Servihabitat, para la que su carga es un 33%.

La importancia de estas plataformas ha ido creciendo según han comenzado a dar servicio a más de un cliente a la vez que iban profesionalizando una gestión que ya abarca toda la vida del activo improductivo. Así, según un informe sobre los servicers publicado esta semana por la consultora Axis Corporate, las plataformas ofrecen ya “un servicio integral” desde el cobro del préstamo, pasando al recobro de la deuda, el apoyo en su reestructuración o la recuperación de los activos a la desinversión, bien con la venta de carteras de deuda, o la ejecución de las garantías para la venta de los inmuebles. Como resultado, estas firmas se han convertido en una herramienta indispensable para achicar el ladrillo del balance de la banca.

Desde Axis Corporate asumen que 2017 será el año de consagración de este modelo. “A parte de convertirse en actores principales en el sector inmobiliario, los servicers deberán convertirse en socios de los bancos ofreciendo soluciones y productos financieros”, expone el informe, que avanza que se trata de un negocio en el que es clave ganar volumen para rentabilizar costes, lo que empujará a las firmas a concentrarse y “e internacionalizarse hacia mercados potenciales como el griego, italiano o portugués”.

Bajo este prisma, Luis Fernández, managing partner de servicios financieros e inmobiliario de Axis Corporate, asume que lo más probable es que “a medio plazo, el número de servicers se reduzca a dos o tres a lo sumo”.

“Queda mucho camino por recorrer y los servicers tendrán mucho que aportar, aunque todavía están adaptándose a la nueva situación. La profesionalización será la clave”, apunta José Masip, socio de Axis Corporate.

La firma prevé que las plataformas sean un apoyo clave para la banca, que aún carga en sus balances con 200.000 millones de euros en activos improductivos, “solo un 12% menos que hace un año”. Axis estima, en todo caso que aunque el ritmo de ventas se mantendrá en los niveles actuales la banca irá rebajando el ritmo de absorción de activos problemáticos.

Promociones, alquileres y pisos a 158.000 euros

Los expertos de la consultora Axis Corporate vaticinan que los precios de la vivienda en España mantendrán un balance positivo el próximo año, cuando estiman que se producirá la venta de 450.000 viviendas, propiciando una revalorización del 3% en el precio de los inmuebles. En este entorno, su informe prevé que los servicers o plataformas inmobiliarias al servicio de la banca, mantengan un nivel de comercialización de inmuebles similar al del último año. Estas firmas vienen comercializando activos inmobiliarios a un precio medio de 157.963 euros, entre los 182.108 euros que percibe Servihabitat por operación y los 114.085 euros de Haya.

Desde Axis Corporate subrayan que este es un mercado más complicado en lo que se refiere a la propia gestión de los activos que a las ventas. Un factor diferencial en el éxito comercial de las distintas plataformas, subraya el informe de la consultora, es su posicionamiento web, que se ha convertido en una herramienta clave en el canal de venta minorista. Con una excepción, señala el documento, la de Haya, que no realiza tantas ventas pese a su presencia online, porque cuenta con muchos créditos que aún no se han convertido en inmuebles. En paralelo, el informe destaca que estas firmas han comenzado a jugar un papel clave en la promoción de viviendas “aprovechando la recuperación del sector en las zonas con demanda”, a la vez comienzan a ofrecer servicios de gestión de préstamos a sus socios financieros y otros clientes, como hacen ya “Aktua y Haya en alto porcentaje” y Servihabitat, Altamira o Aliseda, parcialmente. El desarrollo del mercado del alquiler será otra paso clave, según Axis, en el futuro de estas plataformas.

Fuente: http://www.cincodias.com/
 
Vuelos Baratos