13/12/16

La compraventa de casas superará el medio millón de unidades en 2017 por primera vez desde el año 2008


La compraventa de viviendas alcanzará la cota del medio millón de unidades en 2017 por vez primera en nueve años, desde que en 2008 comenzó la crisis, lo que además supondrá un incremento del 12% respecto a los 445.000 pisos que se comercializarán en 2016. El mercado inmobiliario encadenará así tres ejercicios consecutivos de crecimiento y "consolidará" su recuperación, según concluye el informe sobre el sector residencial español realizado por Servihabitat Trends.

Las transacciones de viviendas están no obstante impulsadas por la comercialización de pisos de segunda mano, dado que copan alrededor del 70% del mercado. La falta de oferta de nueva construcción suficiente para atender toda la demanda, tras el parón constructor registrado en los años anteriores, constituye el principal factor del protagonismo de los pisos usados.

De hecho, del total de transacciones estimadas para el próximo ejercicio, sólo unas 75.000 (el 15% del total) serán de nueva promoción, según calcula el consejero delegado de Servihabitat, Julián Cabanillas. Otros 15.000 pisos aún procederán del stock que quedó sin vender cuando en 2008 estalló la burbuja que se generó en los primeros años de la pasada década.

La actual coyuntura de mejora económica y la apertura del grifo del crédito hipotecario constituyen los principales pilares de la demanda de vivienda. No obstante, la firma de análisis del mercado de Servihabitat detecta asimismo un aumento de la demanda de inversión, que vuelve a ver la vivienda como un "valor refugio", ante la menor rentabilidad que ofrecen otras alternativas.

De este modo, la compraventa de vivienda ya crecerá este año en todas las comunidades, con Castilla y León, Baleares, País Vasco y Madrid a la cabeza, con aumentos de entre el 30% y el 59%.

En cuanto a precio, éste subirá de media un 4,3% el próximo año 2017, porcentaje similar al del 4,6% previsto para 2016, ante la falta de oferta, sobre todo en algunas zonas, como son las grandes capitales (Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla o Zaragoza), donde el encarecimiento superará la media nacional.

Se dispara la construcción residencial

Respecto a la oferta de vivienda nueva, la construcción de pisos crecerá un 20% el próximo año 2017, hasta las 74.000 unidades, tras dispararse un 31% este ejercicio 2016, cuando se empezaron a levantar 62.000 pisos. La edificación de nuevas residencias también se incrementa en todas las regiones este año, si bien Castilla y León y Aragón se anotan los mayores repuntes (un 70,5% y un 49%, respectivamente). En Madrid crece un 23% y en Cataluña, un 12,2%.

A pesar de ello, y de detectar falta de inversión en la transformación de nuevos suelos no finalistas para construir nuevas viviendas, Servihabitat descarta la generación de una nueva burbuja en el sector. "No hay elementos y no se dan las circunstancias para ello", asegura Cabanillas.

Para la firma, el sector inmobiliario estará ya próximo en 2017 a la estabilización en torno a los niveles que se consideran normales para el mercado español que, según sus datos, supone la compraventa de entre 550.000 y 600.000 casas al año, con incrementos anuales de precios de entre el 3% y el 4%.

Stock claramente a la baja

El stock de viviendas terminadas que quedó sin vender cuando en 2008 comenzó la crisis y estalló la burbuja se mantendrá aún por encima de la cota de las 300.000 unidades hasta, al menos, 2018. Este volumen de pisos pendientes de venta se mantiene en este nivel a pesar de que tanto este año como el que viene caerá a un ritmo del 20% anual. No obstante, el stock ya supone menos de una tercera parte del máximo de un millón de pisos que llegó a presentar durante la crisis.

Además, se trata de viviendas concentradas en determinadas zonas y que en gran parte son de una tipología de segunda residencia que actualmente está fuera de mercado, esto es, no encaja con la demanda. En concreto, el informe de Servihabitat indica que a cierre de 2016 el excedente bajará de la cota de los 400.000 pisos, hasta situarse en 388.000 unidades. En 2017 se reducirá otro 18,8%, hasta las 315.000 unidades.

La Rioja es la comunidad que registra un mayor stock, medido por número de pisos sin vender por cada 10.000 habitantes, con un total de 278,5 viviendas. Después se sitúa Castilla-La Mancha (269 pisos por 10.000 habitantes) y la Comunidad Valenciana (228 viviendas), por delante de Murcia (160), Cantabria (147), Asturias (130), Castilla y León (121), Aragón (117) y Galicia (114).

Por contra, la la Comunidad de Madrid es la región donde menos stock se acumula, de forma que ya casi ha desaparecido, pues presenta sólo 10 pisos sin vender por cada 10.000 ciudadanos. Tras la región madrileña se sitúan Andalucía, con un ratio de 54, País Vasco (53), Navarra (25), Extremadura (21), Cataluña (20), Canarias (19,1%) y Baleares (18) .

 
Vuelos Baratos