13/12/16

Google apuesta por la vivienda


Nos guste más o menos, en un mundo eminentemente digital, el gigante tecnológico Google está cada vez más presente en nuestras vidas y en la mayoría de actividades tanto de nuestra esfera personal como profesional. La compañía ha utilizado la inmensa potencia de su popular motor de búsqueda en internet para convertirse en la mayor plataforma de conexión entre las empresas y sus consumidores.

Como es lógico, todo lo relacionado con la compraventa o el alquiler de viviendas no es una excepción. Hoy, la inmensa mayoría de quienes se aproximan al mercado inmobiliario pasa por internet en alguna de las distintas fases del proceso de búsqueda y selección. Y Google no es ajeno a ello.

Por este motivo, la filial española de la compañíanorteamericana ha puesto su foco en el sector inmobiliario, por la oportunidad que representa un negocio en pleno ciclo de crecimiento e inmerso en un proceso de modernización y transformación, en el que lo digital es indispensable.

"En la actualidad, el sector inmobiliario supone el 4,6% del PIB español y, por tanto, es una industria de referencia con peso específico en la economía. Además, es un sector que, tras años de escasa actividad, necesita reconectar con una audiencia que ha pasado de ser analógica a eminentemente digital", aseguran desde Google.

Para apostar por este nicho, Google ha puesto en marcha un proyecto denominado Estrategia de Transformación Digital Inmobiliaria de España, al frente del cual ha situado a Carlos Álvarez Ramallo, arquitecto técnico que une a su perfil tecnológico una dilatada experiencia profesional en el mundo inmobiliario y de la construcción.

Este suplemento ha charlado con Ramallo, Agency Relationship Manager de Google España, para conocer su punto de vista sobre la evolución del mercado de la vivienda y la estrategia de su compañía en este sector. Para este ejecutivo, el futuro del mercado de la vivienda pasa "sin duda" por "una profunda transformación en el modelo de negocio". "La inmensa mayoría de las operaciones de compra o alquiler en el ámbito residencial entre particulares comienza en un entorno digital. La primera búsqueda se realiza en internet y, como puerta de entrada, Google ofrece toda su red para que esto sea posible", explica Ramallo.

La estrategia de negocio de Google en el sector inmobiliario español pivota, según explica Ramallo, en torno a tres "rotores": "El de producto, el de la comercialización y el operacional".
Producto

"Las empresas inmobiliarias deben entender que sus clientes y usuarios han cambiado y, por tanto, el producto que ofertan también debe hacerlo", afirma Ramallo. "Ya no nos conectamos a internet, sino que vivimos conectados y esto significa que los productos inmobiliarios tienen que estar adaptados e incluso ser capaces de desarrollar la conexión y la propia tecnología para hacerlo", explica.

En esta línea, Ramallo habla de algunos de los dispositivos que su empresa ya ofrece al mercado, como el sistema domótico Google Home, "desde el que podemos dar órdenes vocales para bajar la temperatura de una sala, subir las persianas de una estancia, encender las luces o preguntarle al sistema sobre el resultado del último partido de nuestro equipo favorito".

También adelanta lo que será la línea Google Nest, que pronto estará disponible en España, y que incluye un termostato inteligente que permitirá la optimización del gasto energético del hogar, interactuando con los sistemas de climatización y calefacción de la vivienda, y que se podrá controlar en todo momento desde cualquier dispositivo móvil. "Mediante una combinación de sensores, algoritmos de inteligencia artificial y computación en la nube, este termostato aprende de nuestro comportamiento y va cogiendo autonomía", cuenta Ramallo.
Venta

En cuanto a la comercialización de viviendas, en Google tienen claro que el cliente inmobiliario ya es completamente digital y que eso es lo que debe marcar la estrategia de venta de las empresas. "Miramos el móvil una media de 150 veces al día y esto tiene implicaciones en las pautas de compra", señala Ramallo. "Las búsquedas relacionadas con el sector inmobiliario llevan en un constante y fuerte crecimiento desde mediados de 2014, lo que es un claro indicativo de que internet tiene un peso decisivo en las nuevas estrategias de medios", asegura.

"Además", continúa, "internet permite segmentar perfectamente el público al que las empresas se quieran dirigir en función no sólo de su perfil sociodemográfico sino también de sus gustos, intereses y aficiones". En su opinión, esto abre "un mundo de oportunidades". "Gracias a la tecnología, las empresas pueden llegar directamente al cliente potencial con un producto que saben que le puede encajar, a través del dispositivo adecuado y en los momentos en que sepan que más le puede interesar", añade.
Operacional

"Desde el rotor operacional", indica Ramallo, "intentamos ayudar a las empresas a trabajar de un modo más eficiente, optimizando procesos y agilizando operaciones mediante la tecnología proporcionada por Google Cloud". "Son soluciones aplicables a cualquier sector y escalables a cualquier tamaño de compañía. Lo que las hace relevantes son su alcance, la capacidad de segmentación, su posibilidad de medición y, sobre todo, su escalabilidad», comenta.

"Google pone a disposición de las empresas inmobiliarias herramientas para que cada una, en función de sus necesidades, pueda analizar, configurar y segmentar sus campañas. Asimismo, facilitamos información de productos, tendencias y pruebas de nuevas funcionalidades a las compañías con las que trabajamos», explica.

Para Ramallo, el empleo de estas nuevas metodologías, unido a la incorporación al mercado laboral de profesionales acostumbrados de forma nativa a la utilización de dispositivos digitales y su participación cada vez más activa en las estructuras de las organizaciones, "se impone como necesario para adaptarse a las nuevas formas de trabajo demandadas por las nuevas generaciones".
El caso Neinor

Ramallo asegura que, en estos momentos, "Google ya trabaja o tiene relación con los principales actores del panorama inmobiliario nacional". "Estamos ayudando a aquellas compañías que hacen una apuesta decidida por la digitalización", manifiesta.

En esta línea, sin duda, el caso más notorio es el de la compañía Neinor Homes, la promotora del fondo de inversión norteamericano Lone Star, que el pasado mes de febrero hacía público un "acuerdo estratégico" con el gigante digital "para captar compradores a través de internet".

"No entiendo la promoción inmobiliaria sin la transformación digital, ni soy capaz de tomar decisiones sin recibir constantemente datos de calidad", asegura Juan Velayos, CEO de Neinor, para explicar su alianza con Google. "El mayor cambio del sector promotor es que ahora todo pivota sobre el cliente y eso cambia la concepción del negocio, ya que se basa en entender a la demanda. Y eso sólo puede hacerse con tecnología", añade.

Ramallo concluye asegurando que "lo bonito" del proyecto es que apenas alcanzan a ver "dónde estaremos dentro de un par de años, pero lo que sí sabemos es que será apasionante".

 
Vuelos Baratos