28/10/16

Los nuevos hipotecarios prefieren blindarse contra una subida (hipotética) del euríbor


Los datos de la Estadística de Hipotecas publicados hoy por el INE correspondientes al pasado mes de agosto reflejan una subida del 6,4% en la concesión de hipotecas respecto al mismo mes del año anterior, que retoma los crecimientos que se venían registrando en los últimos meses a excepción de julio, cuando se rompió esta tendencia como consecuencia de la aplicación de sentencia de Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo.

Aunque el crecimiento del mes de agosto es inferior al de meses anteriores, según Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa, "la concesión de hipotecas se está consolidando como consecuencia de la liquidez con la que cuentan las entidades bancarias y el escenario de bajos tipos de interés".

Toribio destaca que pese a esta recuperación de la financiación, "más de un 40% de las operaciones que registró el INE en el mes de agosto se realizaron sin hipoteca". Este hecho es una prueba más de que la reactivación del mercado inmobiliario "la están protagonizando grandes y medianos inversores que compran vivienda al contado en busca de las altas rentabilidades que ofrece ahora el alquiler, y no tanto particulares, a quienes aún les frena la inestabilidad económica y laboral", explica Beatriz Toribio.

La responsable de Estudios de fotocasa.es destaca que una vez más, los datos del INE reflejan "el espectacular crecimiento que están registrando las hipotecas a tipo fijo, que ya representan casi un 30% del total, un porcentaje nunca visto en nuestro país" y que contrasta con el que se veía hace tan solo un año, cuando un 89,2% de los préstamos hipotecarios se realizaron a tipo variable y un 10,8% a tipo fijo, según los datos del INE de agosto de 2015.

Manuel Gandarias, director del Gabinete de estudios de pisos.com, hace hincapié en el dato. "No hay que perder de vista es la relación de hipotecas a tipo fijo, que sigue aumentando, situándose ya casi en una de cada tres hipotecas concedidas. Se podría tratar de un síntoma de conservadurismo por parte del comprador, ya que prefiere disminuir el riesgo que siempre supone una hipoteca variable. Nos encontramos en un momento en el que el crecimiento en las estadísticas se suavizan, lo que aporta estabilidad al sector inmobiliario".

"En estos momentos la banca está muy interesada en conceder hipotecas y eso reactiva el mercado de la vivienda. Pero además, ofrecen nuevos productos que son muy atractivos para el cliente y que a las entidades les permite hacer frente a los mínimos históricos que está registrando el euribor", concluye Toribio.

Pero lo cierto, es que las hipotecas a tipo fijo supone incrementar el coste un 50%, según estudio de Kelisto. Según los datos que arrojan, un consumidor que contratara actualmente una hipoteca fija tendría que abonar, de media, 33.731,38 euros en concepto de intereses, un 5,95% más que los 31.838,30 euros que tendría que pagar si optara por un préstamo a tipo variable. Ahora bien, el sobrecoste de una hipoteca a tipo fijo podría dispararse hasta el 49,86% (13.246,32 euros más) si se toma como referencia la oferta fija más cara del mercado y la variable más barata, para un ejemplo de hipoteca media en España.

Con lo cual, se trata de inversores muy conservadores que quieren asegurarse una cuota fija.

 
Vuelos Baratos