26/10/16

Hipotecas: ¿dónde está el suelo de los diferenciales?



Bankinter rebajó por tercera vez en el año los tipos de interés tanto fijos como mixtos de sus hipotecas, aplicando un recorte general de 20 puntos básicos con la intención de ofrecer las mejores condiciones en este tipo de créditos.
De esta manera, el interés de sus créditos hipotecarios se mueve en una horquilla que va desde el 1,40 por ciento hasta el 2,10 por ciento, en función del tipo y del plazo.

Con este nuevo recorte se recrudece la guerra hipotecaria en la que están inmersos los bancos y en la que el futuro hipotecado puede encontrar diferenciales similares a los que había antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. Por poner, un ejemplo, Kutxabank ofrece un 0,90 por ciento y la Hipoteca Naranja de ING cuenta con el 0,99 por ciento. Sin embargo, con la situación que atraviesan las entidades españolas, a consecuencia de los tipos de interés en el cero por ciento, y el euríbor en negativo, no parece que estos tipos sean sostenidos en el tiempo, ya que ahogan sus márgenes de ganancia. 

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, cree que «hay poco margen de bajada, por varias cuestiones: Primero porque ya hay muchas hipotecas que están en mínimos y que, por tanto, tienen escaso margen de bajada, como es el caso de aquellas que tienen diferenciales que están por debajo del 1 por ciento. Solo creemos que pueda haber posibilidades de rebaja en aquellas que tienen diferenciales superiores, como ocurre con ofertas como la de BBVA. Esta oferta (actualmente al 1,25 por ciento más euríbor) caduca a final de mes... Y, en segundo lugar, con el euríbor en negativo, las entidades están apostando fuerte por el tipo fijo, donde están enfocando todas sus rebajas (lo vimos el otro día con Bankinter, por ejemplo). Por tanto, será aquí donde hagan sus máximos esfuerzos para atraer al cliente con buenas ofertas».

Lo que sí que parece es que la guerra hipotecaria en el tipo variable firmará una tregua por debajo del 1 por ciento, trasladando toda la presión al tipo fijo y mixto. En ese sentido, Rodrigo Blanch, experto de HelpMyCash.com, reitera que «a pesar de haber asistido a dos años de bajadas ininterrumpidas de los diferenciales de las hipotecas variables, el mercado parece haberse estabilizado desde principios de verano. Además, no sólo se ha parado la tendencia a la baja, sino que las entidades han comenzado a protegerse de los actuales tipos imponiendo un tramo a interés fijo durante el primer y/o segundo año de vida del préstamo». Y destaca que es en el interés fijo «donde ahora podemos encontrar ofertas que nada tienen que ver con los porcentajes que aplicaban las hipotecas fijas apenas hace 2 años».

Por su parte, Pau A. Monserrat, economista de iAhorro.com, especifica que «no hay margen para reducir los diferenciales de las hipotecas a tipo variable. Esta es una de las razones de que se esté potenciando tanto los tipos fijos: los bancos necesitan asegurarse una rentabilidad mínima a corto y medio plazo, incluso asumiendo el riesgo de que a largo plazo los tipos de interés aumenten y ellos tengan pérdidas». Y todo ello, con unas previsiones nada halagüeñas para la banca: según Bankinter, los tipos de interés en la eurozona permanecerán dos años más en el cero por ciento, mientras que el euríbor escalará hasta el 0,50 por ciento en 2021.

Fuente: http://www.finanzas.com/
 
Vuelos Baratos