13/10/16

China, pendiente del inmobiliario


La economía china está pendiente del mercado inmobiliario. Los municipios están tratando de enfriar la inversión, pero aunque podrían conseguirlo con restricciones concretas, el crecimiento económico sigue dependiendo demasiado de ese sector. La dilación de la reforma ha atascado al Gobierno en la gestión de un ciclo de auge y crisis del que es cada vez más difícil escapar.

Más de 20 ciudades han desplegado restricciones desde septiembre ante la subida de la vivienda. Las encuestas de precios empezaron a mostrar recuperación a finales de 2015, y a acelerar bruscamente en 2016, registrando un aumento del 9,2% interanual en agosto. En ese mes, la ciudad de Shenzhen registró un aumento del 37% (en abril fue del 62%). La ciudad lleva viendo subidas mensuales de dos dígitos desde agosto de 2015.

La dilación de la reforma ha atascado al Gobierno en la gestión de un ciclo de auge y crisis del que es cada vez más difícil escapar

A eso se une una venta de terrenos récord. En septiembre, una parcela en Dongguan, ciudad industrial al sur de China, se vendió por 1.679 euros por metro cuadrado, récord local. Se trata de una fuente de ingresos crucial para los Ayuntamientos: el entusiasmo por las propiedades inmobiliarias ayudó a mejorar los indicadores económicos y a calmar la preocupación por un aterrizaje forzoso de la economía. La producción industrial y las ventas minoristas crecieron en agosto más rápido de lo esperado, gracias en parte a la fortaleza inmobiliaria, que también impulsó la demanda de préstamos.

Pero esto último parece haber creado preocupación. Los préstamos hipotecarios representaron más del 70% de los préstamos bancarios totales en agosto después de alcanzar más del 90% en julio. El gobernador del banco central, Zhou Xiaochuan, dice que el Ejecutivo tomará las medidas adecuadas para asegurarse de que el sector inmobiliario tiene un “desarrollo saludable”.

La cuestión es cómo se define eso. El primer ministro, Li Keqiang, dice que reforzarán políticas inmobiliarias diferenciadas, lo que sugiere que una restricción a nivel nacional es poco probable por el momento. Pero el equilibrismo es cada vez más peligroso. Si las medidas no son suficientemente duras, continuará la especulación. Si lo son en exceso, es probable que causen inestabilidad económica.

Fuente: http://www.cincodias.com/
 
Vuelos Baratos