19/9/16

¿Qué es el crowdfunding inmobiliario?





La mayoría de las personas se beneficiaran al tener parte de sus ahorros destinados en el mercado inmobiliario. Pero no todo el mundo es capaz de poseer propiedades para después explotarlas en el mercado del alquiler.

Este concepto ha abierto todo un mundo de inversiones donde otro maneja las propiedades, mientras que permiten al usuario invertir en ellos y tener las mismas recompensas.

Con el objetivo de mitigar las dudas que surgen a la hora de invertir en el sector inmobiliario traemos una explicación y comparativa sobre las SOCIMIs y el crowdfunding inmobiliario.

¿Qué es crowdfunding inmobiliario?

No es nada nuevo. Seguro que alguna vez has visto plataformas o personas que lo han utilizado con el objetivo de ayudar a recaudar fondos para un proyecto, idea o negocio.

El crowdfunding inmobiliario funciona de una manera similar. Nace con el objetivo de democratizar el sector que hasta ahora solo era posible para aquellos que tenían o conseguían reunir grandes cantidades de capital. A través de aportaciones de inversores que coinciden en la elección de un mismo proyecto se consigue la financiación de este, constituyendo entre todos los inversores de la misma oportunidad una sociedad propietaria del inmueble. De esta manera los beneficios que percibiría una empresa de bienes inmuebles son pasados al inversor.

Una de las diferencias clave entre el crowdfunding y las SOCIMIs (sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria) es que el crowdfunding ofrece la inversión directa en una propiedad específica. Los inversores que adquieran valores en una SOCIMIs, están comprando acciones de dicha sociedad más amplia de bienes raíces. Así, en lugar de obtener una participación en la empresa en concreto se están comprando las acciones de esta y de su cartera de propiedades.

Además de la transparencia frente a las SOCIMIs, pues poseen gran cantidad de propiedades y no es posible proporcionar a los inversores información referente a cada propiedad individual. Housers permite a los inversores seleccionar de forma individual para invertir, dando la oportunidad al inversor de investigar las propiedades, características, reformas que se van a llevar a cabo, ubicación y toda la documentación de cada oportunidad proporcionando un mayor control.

Sin embargo otros prefieren las ventajas de la inversión directa, al invertir a través de crowdfunding, cuyo mayor ejemplo en españa es Housers, en donde tienes el control de dónde quieres invertir, pudiendo invertir en un edificio de obra nueva en Madrid, en un local comercial en Barcelona, o en una vivienda en Valencia y escoger también entre distintos proyectos y rentabilidades que varían en función de cada oportunidad así como decantarse por una u otra según la duración que tendrá dicho proyecto (24,30, 60 meses)

Escrito por calopez el 19 de septiembre de 2016 con 0 comentarios.

Fuente: http://www.euribor.com.es/
 
Vuelos Baratos