12/7/16

El 'crowdfunding' llega al sector inmobiliario


Housers es un portal online a través del que un usuario puede participar en la compra de un inmueble a partir de 50 euros. El tique medio es de 2.000 euros.

La recuperación del mercado inmobiliario en España trae consigo modelos novedosos de negocio, como el crowdfunding. Una puntocom de nueva creación ha ideado una fórmula original que ofrece a los inversores particulares la posibilidad de invertir en inmuebles, con cantidades a partir de los 50 euros. Se trata de Housers.es.

A cambio de sus servicios, Housers se queda con un 10% de los beneficios generados

Esta start up opera como un intermediario entre los promotores y los usuarios. Funciona de la siguiente manera: una vez que se recauda la cantidad suficiente para acceder al inmueble, se compra, se reforma, se alquila y se vende entre 2 y 5 años después. Housers.es filtra y escoge las propiedades, y a continuación un promotor crea una sociedad de responsabilidad limitada para cada una de las propiedades (así cada propiedad es inmune al riesgo de las demás). De este modo, los usuarios entran como accionistas de esa nueva sociedad, con derechos de voto.

A cambio de sus servicios, Housers se queda con un 10% de los beneficios generados por el alquiler y la venta.
INTERÉS ELEVADO

Tras un año en el mercado, sus socios aseguran que el interés en el mercado es elevado. "Estamos desbordados. Eliminamos el 98% de los proyectos que nos proponen y seleccionamos el 2% que consideramos más rentable y, al mismo tiempo, seguro", asegura Álvaro Luna, cofundador de Housers.es. Hasta la fecha,han gestionado inversiones por 6,9 millones de euros, con una revalorización media del 16%.

"Eliminamos el 98% de los proyectos que nos proponen y seleccionamos el 2% más rentable"

A diferencia de las inversiones en una socimi, la fórmula del crowdfunding permite acceder al mercado inmobiliario con importes muy pequeños (el tique medio ronda los 2.000 euros), y escoger en qué propiedades invertir.

Los dividendos se pagan a cada uno de los accionistas a través de un sistema automático, que toma el dinero de la venta o alquiler y lo ingresa directamente en la cuenta bancaria de la sociedad, desde la que el mismo sistema reparte las ganancias entre las cuentas de cada accionista.

La tasación de los inmuebles se realiza de forma automática también. Una herramienta de big data sustituye la figura del tasador, y actualiza el valor de los inmuebles una vez al mes, a partir de 43 fuentes de información.

¿Cómo funciona?

1. Los gestores de la plataforma seleccionan y proponen la inversión en activos inmobiliarios (habitualmente viviendas o locales) que se encuentran por debajo de precio de mercado. 2. Se crea una sociedad limitada y los usuarios que quieran invertir en esos inmuebles toman una participación de esa sociedad. Se convierten así en accionistas, con derechos de voto y dividendos recurrentes generados por el alquiler. Unos años después, los inmuebles se venden.

 
Vuelos Baratos