8/6/16

Hipotecas mixtas: ¿en qué casos gana la banca y en cuáles el cliente?


Con un euríbor en negativo, por cuarto mes consecutivo, los bancos han centrado ahora su oferta en las hipotecas mixtas. Estos créditos consisten en aplica un tipo de interés fijo durante un periodo de tiempo inicial que puede ser de cinco, diez o quince años, y después un interés variable sobre el euríbor. Deutsche Bank ha sido el último banco en comercializar este tipo de productos. El banco alemán ofrece un interés inicial del 1,95 por ciento durante los diez primeros años de vida del crédito para pasar al 1,25 por ciento los quince años restantes.

Pero hay más ofertas en el mercado. Por ejemplo,Kutxabank cuenta con una Hipoteca Mixta con un tipo de interés inicial del 1,80 por ciento y la parte variable se situaría por debajo del 1 por ciento: en concreto un 0,90 por ciento, mientras que Bankinter aplica un interés del 1,90 por ciento por diez primeros años y del 1,25 por ciento sobre euríbor el periodo de tiempo restante.

Las hipotecas a tipo mixto, o las fijas, son más interesantes para el banco que las variable debido a que el euríbor está en mínimos (cerró mayo en el -0,013 por ciento), por lo que se aseguran unos ingresos constantes frente a las cuotas de las hipotecas a tipo variable que pueden caer mes a mes. Víctor Martínez, responsable del comparador financiero de Rastreator.com, recuerda que "es cierto que actualmente el Euribor se encuentra en negativo, pero parece razonable que antes o después recupere su tendencia alcista y una hipoteca mixta con un período de años grande a tipo fijo puede garantizar el ahorro al comprador en el caso de la recuperación del Euribor.

Pero firmar una hipoteca a tipo fijo, mixto o variable dependerá de la apuesta que haga el futuro cliente sobre la evolución del euríbor."La modalidad mixta para hipotecas beneficiará al usuario, si se cumple el presagio de recuperación económica y reajuste de los tipos del mercado, cuando en la parte fija de su contrato, el tipo de interés estipulado más el Euribor sumen más que la parte aplicada en el periodo fijo, ahí entonces el usuario no se vería afectado por dicha subida y tendría ahorro durante ese periodo fijo", señala Víctor Martínez.

Las hipotecas mixtas no han dejado de comercializarse, pero sí que durante un periodo de tiempo se ha potenciado más la publicidad de las hipotecas variables. Sí que es cierto, que vuelven a comercializarse con condiciones más ventajosas. En las últimas semanas han aparecido varias hipotecas mixtas con un plazo fijo más elevado al que se podía apreciar antes, cuenta Marta Martínez de Bankimia. 

La razón por la que los bancos apuestan por estos producto está relacionada con la caída del euríbor. "Las hipotecas que tienen un tipo fijo y otro variable mantienen la cuota y no hacen que bajen radicalmente las cuotas de los primeros meses o años. Así, nos encontramos algunas hipotecas como la HipoteCasa de Deutsche Bank que aplica un interés fijo del 1,95% los primeros diez años y pasado ese periodo aplica un interés variable de euríbor +1,25%2, señala Martínez.

Clientes

Las hipotecas a tipo mixto con un período amplio de aplicación de tipo fijo pueden ser más recomendables para clientes más conservadores y que busquen seguridad, aunque todo depende del carácter del cliente, la cantidad de riesgo que esté dispuesto a asumir y la sensibilidad que pueda mostrar ante la incertidumbre, señala Martínez.

"Una hipoteca mixta le puede interesar a clientes que busquen una estabilidad los primeros años de la hipoteca. Los primeros años pagarán posiblemente unas cuota más altas pero se tiene la seguridad que se va a pagar la misma cantidad y eso da la ventaja de hacerse una previsión", explican desde Bankimia..

Fuente: http://www.finanzas.com/
 
Vuelos Baratos