3/5/16

Vivienda: Vienen precios al alza y bancos que dan más hipotecas


La deflación que actualmente vive la economía en Europa ha obligado al Banco Central Europeo a tomar medidas, como dejar los tipos de interés a cero. Esto a su vez obligará a las entidades financieras a adoptar decisiones importantes que afectarán al mercado inmobiliario.

"Si los bancos quieren seguir ganando dinero, a medio plazo tendrán que conceder más créditos, tanto a empresas como a particulares, y especialmente a estos últimos" explica Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras, y fundador de Red Expertos Inmobiliarios y del instituto de formación inmobiliaria IFEM. Además, cree el consultor, irán mejorando las condiciones de este producto financiero, y todo esto hará que aumente la demanda de vivienda y, en consecuencia, su precio.

Otro factor que "obligará" a las entidades financieras a incrementar el número de créditos hipotecarios que conceden son los resultados que están obteniendo en países emergentes, como Brasil, Argentina o Rusia. Molet cree que a los principales bancos españoles, especialmente Banco Santander y BBVA, "se les está atragantando su expansión en estos mercados, lo que les lleva a replantearse cómo ganar dinero: si no pueden hacerlo en las economía emergentes, jugarán en casa e irán a lo de siempre, a lo seguro: las hipotecas". En definitiva, esta nueva crisis global viene vinculada al crédito hipotecario.

Se vende más, en menos tiempo y con más rebaja

Y todo esto tendrá consecuencias en el mercado inmobiliario: subirán los precios. No obstante, según Eduardo Molet será una subida que poco tendrá que ver con las de la época de la burbuja inmobiliaria. "En lo peor de la crisis del sector de la vivienda los precios cayeron incluso más del 60%. Esto no quiere decir que se vayan a recuperar los precios pre-crisis. Serán subidas moderadas, de pocos puntos porcentuales, pero constantes".

Actualmente y en líneas generales, los precios han subido, pero si se analiza por zonas la cosa cambia según el sitio. En grandes ciudades no solo han tocado fondo, sino que ya están comenzando a subir. Por ejemplo, es lo que está ocurriendo en Girona, Barcelona, Lleida, Albacete, Madrid y Baleares. En cambio, hay zonas de España donde se ha construido demasiado y hay un stock sobrante enorme, y aquí los precios tienen que bajar aún más. Es el caso de provincias como Teruel, Navarra, Córdoba y Palencia. En el resto, los precios aún se mantendrán durante un tiempo. Respecto al tipo de vivienda, la segunda residencia es la que más ha sufrido la crisis, y en 2015, en muchas zonas, sus precios continuaron bajando.

En lo que se refiere a las ventas, en los dos últimos años se ha detectado un cambio de tendencia que confirma cierta recuperación en el sector. Mientras que en 2014, solo un 25% de los propietarios conseguía vender sus casas, el año pasado este porcentaje se incrementó, y 1 de cada 3 consiguió cerrar una operación de compraventa por su vivienda. Pero el tiempo de media que se tarda en vender una vivienda aún sigue siendo alto. Según Molet, el año pasado superó los 10 meses.

Lo que también se ha reducido es el porcentaje de propietarios que se ve obligado a rebajar el precio para poder vender. Hace dos años el 90% tenía que rebajarlo una media del 27%, pero el año pasado esta cifra se redujo al 82%, que tuvo que bajar su precio pero bastante menos que el año anterior: un 14%. "En definitiva, se está vendiendo más, en menor tiempo y con menor rebaja", resume Molet.

En el mercado del alquiler también se están experimentando cambios: los precios se han estabilizado después de la bajada de los últimos años. Actualmente, la rebaja en el precio no llega al 10%. Y entre los que actualmente buscan vivienda, el 90% acaba alquilando.

Fuente: http://www.finanzas.com/
 
Vuelos Baratos